REDES

lunes, 11 de febrero de 2013

INCONVENIENTES DE LA APLICACIÓN DEL CASTIGO (CENTRO APRENDER)



-Es temporal y específico, es decir, sólo resulta eficaz cuando está presente la persona que castiga o bien, cuando resulta seguro que tal persona conocerá la falta a cometer.

- No crea una respuesta nueva determinada, sino de forma aleatoria.

- Frecuentemente, provoca una reacción de ansiedad generalizada, la cual hace probable la aparición de respuestas desorganizadas y poco adaptativas a la situación.

- Provoca sentimientos de ira, subsiguientes a la frustración que supone el no poder conseguir lo que se desea. El desahogo de esta ira puede tener lugar mediante manifestaciones agresivas:


1. Contra el que castiga (acciones o verbalizaciones violentas). 

2. Contra los iguales (pega o rompe cosas a los demás niños, a los hermanos...) 

3. Contra cosas (rompe sus propios cuadernos, libros, trabajos, juguetes, lapiceros...) 

4. Contra personas más débiles o inferiores (descarga su ira con los compañeros ohermanos más pequeños) 

5. Contra sí mismo/a: Tras proporcionarle con mucha frecuencia castigos verbales, tales como: “eres un vago, no sirves para nada, siempre serás un inútil, jamás serás una persona de provecho, eres tonto/a...”; esto genera en el niño/a o adolescente, unas ideas o unos sentimientos de autodesvalorización: el niño SE LO CREE. 

Así como unas reacciones crónicas de ansiedad, que le van haciendo poco a poco más retaído/a, angustiado/a e “inútii”.


- Da lugar a respuestas de huída o evitación: no quiere ir a la escuela, llega tarde, se sienta en las últimas mesas, evita hacer los deberes o tareas escolares, no estudia las materias, se le “olvidan” los trabajos, los libros, los cuadernos...

- Se puede convertir en una recompensa: Me regañan por levantarme, no hacer la tarea, por molestar, por no estarme quieto, por no obedece ... pero me atienden, me están haciendo caso.

- En exceso (intensidad o frecuencias), puede generar reacciones fóbicas: 


Parciales: a un profesor, asignatura, a ir a clase... 

Generales: a todos los profesores, a todos los colegios, a todos los compañeros del colegio. 


- Refuerza negativamente al que lo aplica, es decir, al castigar estamos “quitándonos de encima” algo que no nos gusta: que el niño no pare quieto, que nos esté molestando... (¿es ético?) 

- Constituye un modelo educativo a imitar, reproducir y perpetuar cuando el niño se hace adulto.

Por lo tanto, estas entre otras posibles razones, requieren que el educador/a (ya sean padres o profesores) tome conciencia de que la utilización del castigo como fundamento dela educación es de todo punto indeseable. Resulta mucho más eficaz el aprendizaje alcanzado mediante refuerzos.


Fuente: Extracto de Prof. M. Calatayud Estrada.
Modificación de Conducta en Contextos Escolares.

Redactado por: Lydia del Amo López    Maestra P.T

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SIGUENOS

SUGERENCIAS


GIRLSPT.COM - Cursores Animados